Green Development | Huella de carbono, protocolo de medición y su importancia
Huella de carbono es un indicador que mide la cantidad de gases de efecto invernadero, expresados generalmente de toneladas de dióxido de carbono equivalente.
21850
post-template-default,single,single-post,postid-21850,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Huella de carbono, protocolo de medición y su importancia

Alcances Huella de Carbono

Huella de carbono, protocolo de medición y su importancia

¿Qué es huella de carbono?

Es un indicador que mide la cantidad de gases de efecto invernadero, expresados generalmente de toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e), asociados a las actividades de una corporación, empresa, organización, evento, producto/servicio o persona individual.

La huella de carbono es conocida como una de las principales medidas para actuar frente al cambio climático, ya que permite iniciar acciones de reducción de emisiones y reducir el impacto, en función de los datos históricos llamados “línea base”.

Protocolo de Medición de Huella de Carbono

El Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (Protocolo de GEI), es una herramienta creada para que los líderes gubernamentales y empresariales puedan entender, cuantificar y controlar las emisiones de gases de efecto invernadero. El Protocolo de GEI es una asociación desarrollada entre el Instituto de Recursos Mundiales y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible. Éste trabaja con empresas, gobiernos y grupos ambientalistas de todo el mundo para construir programas creíbles y eficaces que ayuden a combatir el cambio climático.

El Protocolo de GEI, toma en cuenta distintos tipos de emisiones, clasificándolos de la siguiente forma:

Según su Fuente de emisión:

  • Combustión fija (por ejemplo: hornos, generadores, calderas, entre otros)
  • Combustión móvil (por ejemplo: transporte de empleados, sistemas de logística, mensajería, entre otros).
  • Emisiones Fugitivas (por ejemplo: liberación de gases de refrigeración, tratamiento de aguas residuales, fertilizantes, entre otros).
  • Emisiones de proceso (por ejemplo calcinación, bebidas carbonatadas, materiales ferrosos, entre otros)

Las emisiones, según lo establecido en el Protocolos de GEI, deben de segmentare según su alcance, siendo estos:

  • Alcance 1 o Emisiones directas. Ocurren de fuentes que son propiedad de o están controladas por la empresa y deben de establecerse, que tipo de emisiones son, según su fuente. Es importante mencionar que las emisiones provenientes de la combustión de biomasa no deben incluirse en el alcance 1, ya que éstas se deben de reportar de manera separada.
  • Alcance 2 o emisiones por compra de energía. Éstas contemplan las emisiones que representa el consumo de energía eléctrica de la red nacional, es decir las que se compran a los diferentes distribuidores. A pesar de que emisiones del alcance 2 ocurren físicamente en la planta donde la electricidad es generada, se comparte la responsabilidad de la emisión por la demanda que se genera de energía.
  • Alcance 3 o emisiones indirectas. Permite incluir el resto de las emisiones indirectas, que tiene relación con la empresa, evento o producto, pero que son liberadas por otra entidad, por ejemplo los sistemas de logística subcontratados, los vuelos comerciales, viajes de colaboradores, entre otros.

 

Importancia de la Huella de Carbono

La Huella de Carbono (HC) tiene una gran importancia en el medio ambiente como indicador de sostenibilidad y de impacto hacia el cambio climático, ya que aporta información sobre la cantidad de Gases Efecto Invernadero que emite a la atmósfera el desarrollo de una actividad. Este indicador, está asociado a los consumos de combustible fósil, sistema logístico, utilización de fertilizantes, manejo de desechos, entre otros; por lo que contar con una estrategia de reducción de la huella impacta no solo positivamente en el ambiente, sino en la rentabilidad.

Es por esto, que una vez calculada la huella de carbono, deben gestionar estrategias de reducción enfocados en los focos de emisión identificados. Esto supondrá una oportunidad para identificar proyectos de reducción y eficiencia, como por ejemplo, un plan de eficiencia energética.

Un beneficio del cálculo de la huella de carbono, es que permite una comparación objetiva entre entidades del mismo giro, estimando las emisiones que cada una de ellas emite en un periodo de tiempo determinado. Esta comparación debe desarrollarse de forma unitaria, es decir las emisiones liberadas por unidad producida o gestionada, de esta forma, se puede documentar los avances a lo largo del tiempo, teniendo como principio la sostenibilidad.

No Comments

Post a Comment